Ayudar a tus empleados puede ser una de las mejores decisiones que tomes como empresario en estos momentos de crisis. La cuarta parte de la población mundial sigue actualmente encerrada. Mientras las semanas se van sumando, muchas voces se levantan buscando ofrecer diferentes alternativas que ayuden a paliar esta crisis tanto a empresarios como a los trabajadores.

Los trabajadores, independientemente del sector empresarial al que pertenezcan, se encuentran lidiando con la ansiedad, con el estrés del teletrabajo o con el miedo a contagiarse porque sus puestos de trabajo siguen siendo esenciales. Están frustrados y aburridos por el confinamiento, o incluso, irritados por los hijos, sobre todo sin son pequeños, añadiendo la preocupación por los amigos y familiares mayores. La mayor parte de nuestros empleados viven en pisos pequeños, sin jardín.

A toda esta realidad, tenemos que sumar la ansiedad de las noticias y las ‘noticias falsas’, que empeoran día a día a medida que se desarrolla la pandemia. Los Medios de Comunicación saturan con entrevistas, ruedas de prensa, noticias que hacen que nuestro día transcurra saturado de coronavirus.

Entonces, ¿cómo puedes ayudar a tus empleados ante el Covid-19?

Es importante crear un espacio reflexivo y buscar soluciones innovadoras individuales y organizacionales para hacer frente de manera más efectiva. Estas ideas permitirán que pensemos juntos en cómo van a cambiar en el futuro. Cómo vivir en una sociedad con fuertes restricciones al contacto social y al movimiento.

Este espacio no resolverá el impacto personal de la pandemia, pero apoyará el crecimiento de la capacidad de adaptación para superar los problemas experimentados.

Un cambio en el ámbito social, económico y cultural.

No creo que nadie se haya perdido las noticias recientemente. Se desarrolla a diario como la historia de una película de ciencia ficción. El mundo ha cambiado más allá de todo reconocimiento en unas pocas semanas.

Hace 40 días todos escuchamos por Decreto del Gobierno el “Estado de Alarma”, con la obligación de que nos quedáramos en casa. Aunque este ‘decreto’ se revisa cada 15 días, no hay evidencia de que podamos levantar el confinamiento hasta este momento. Sin una vacuna a la vista, parece haber pocas esperanzas de poder desarrollar la ‘inmunidad colectiva’ que el Ministerio de Sanidad recomienda para volver a la “normalidad”. En cambio, los períodos de confinamiento total, serán intercalados con cierta relajación en las reglas, probablemente serán nuestra nueva existencia a mediano plazo.

Parece que estamos entrando en una nueva fase de existencia social, económica y cultural. Una fase donde los cierres regulares son la norma. Los seres humanos necesitarán encontrar una nueva forma de no solo sobrevivir, sino prosperar en este extraño mundo nuevo de aislamiento físico de los demás y la dependencia de la tecnología para comunicarse.

ayudar a tus empleados

Consejos generales sobre trabajar desde casa

Hay una gran cantidad de consejos y artículos destinados a ayudar a las personas a trabajar desde casa:

  • No olvidar de vestirse formalmente (¡la mitad inferior y la superior!),
  • Tener una rutina diaria
  • Levantarse y moverse
  • No sobrecargarse con las noticias
  • Mantener su espacio de trabajo ordenado
  • Comer saludablemente (¡y esconder la lata de galletas!)
  • Evitar ladridos del perro durante las llamadas
  • Conectar con sus colegas de trabajo

Esta información no es nueva. Muchas personas, como yo, ahora trabajan regularmente desde casa, se sienten cómodas con reuniones virtuales y pueden trabajar como parte de un equipo virtual global.

Lo que es diferente es que ahora es una existencia totalmente virtual para muchos. Para agregar al aislamiento, pueden estar encerrados solo con su familia inmediata o pueden estar solos. Además, no hay una salida social física a sus vidas y muchos tampoco pueden salir de sus hogares, aparte de las salidas vitales para comprar alimentos.

¿Cómo pueden ayudar los empresarios durante este cierre?

Esta es una oportunidad para que las personas aprendan y estudien. Muchas organizaciones ofrecen programas y cursos de estudio virtuales para ayudar con el desarrollo. Esta es una gran idea y, de hecho, ofrecer programas acelerados de coaching virtual y tutoría es un tren en el que también me he subido.

Sin embargo, necesitan estar motivados para estudiar, necesitan tener la energía para aprender. Lo que ha creado esta pandemia es un malestar general de baja energía y miedo. ¡Covid-19 tiene una verdadera calidad de zapping mental y eso es incluso antes de que lo atrapes! Es realmente difícil comenzar a aprender algo nuevo, o postularse a un curso cuando estás preocupado por tus familiares, amigos, la economía y si aún tendrá un trabajo el próximo mes.

Mentoría para caminar hacia un nuevo comienzo

Sin embargo, lo que creo que las personas realmente necesitan en este nuevo mundo bastante «extraño» es poder acceder a alguien imparcial para hablar, una caja de resonancia, un «espacio seguro» donde puedan expresar sus temores y preocupaciones.

Alguien que no sea su gerente o un compañero de su propio equipo, sino un individuo que trabaja para la misma organización y puede guiarlos a través de las transiciones por las que están pasando todos los países infectados por virus.

Un mentor que esté familiarizado con buenas estrategias para el autocuidado mental y físico, puede ser una influencia poderosa para apoyar a sus empleados en las fases de transición:

  • Ayudando a gestionar el nuevo entorno de trabajo y estilo de vida
  • Ayudando a aceptar la zona de incertidumbre e incomodidad
  • Ayudando a crear un nuevo comienzo.

Este apoyo será esencial a medida que emerjamos, en cómo se verá la vida en los próximos años con Covid-19 impactando todo en este planeta. Así que exploremos cada etapa de transición por la que todos tendrán que pasar.

ayudar a tus empleados

Etapas de transición del COVID19

Dejando ir

Ya todos lamentamos lo que nos falta. No hablar con colegas en la máquina de café, ir al bar, eventos sociales, viajes, salir de compras, la lista es larga de lo que significa el cierre en la práctica.

Reconocer esa pérdida y apoyar la aceptación de cómo será la vida a corto plazo y cómo puede surgir a largo plazo es reconfortante.

Oportunidades laborales, ascensos laborales, conferencias, estímulos materiales, hay mucho en espera o en cambio, se reducirán nuestra horas de trabajo con la recesión global, cerrará la empresa o el departamento… y, muy probablemente, nos vendrán una serie continua de bloqueos.

Hay muchos posibles finales y que todos debemos enfrentar. Es por eso importante dejar el pasado y practicar la aceptación de nuestra realidad actual.

Zona neutral

Pasar de este lugar de ‘terminar’ y ‘dejar ir’ y permitir un período de flujo temporal, experimentación, innovación en los mecanismos de resistencia, aceptar las pérdidas pero estar motivado para probar nuevas formas de trabajar, socializar y trabajar de forma aislada.

Mantenerse en forma, mental y físicamente, es más fácil con alguien que te apoye, te escuche, quizás te brinde consejos o lo uses como una caja de resonancia.

Un mentor ayudará a evitar que tus empleados le arrojen el gato a su pareja, que reduzca la catástrofe mental y proporcione una salida para la ansiedad y el resentimiento.

Crea ese espacio reflexivo para que las personas tengan sentido de su «ahora» y desarrollen soluciones que funcionen para ellos y la empresa.

Moverse desde este lugar de ‘terminar’ y ‘dejar ir’ permite:

  • Un período de flujo temporal
  • Tiempo de experimentación
  • Innovación en métodos para afrontar la pérdida
  • Abrazando las pérdidas, pero motivado a probar nuevas formas de trabajo
  • Socializar virtualmente y trabajar de forma aislada
  • Centrándose en mantenerse en forma, mental y físicamente

Navegar por la zona neutral es más fácil con alguien que te apoya, te escucha, te brinda consejos o te permite que lo uses como una caja de resonancia.

Nuevo comienzo

Con el impacto devastador de Covid-19, aquí es donde todos necesitan apoyo para cambiar. Desarrollar nuevas ideas para vivir y trabajar, crear energía fresca y un renovado sentido de propósito en lo que será una forma de ser completamente diferente, a menos que se desarrolle y administre una vacuna muy rápidamente, que lamentablemente no parece estar en el futuro a corto plazo.

Los mentores pueden ayudar a crear esa consistencia, desafío y retroalimentación en la vida de alguien, para celebrar pequeños éxitos en esta nueva existencia y mentalidad cambiante, para resaltar y retroalimentar aquello que está escuchando y viviendo y para apoyar la creación de una nueva visión y plan para prosperar a través de este caos de virus.

La tutoría de transición es el camino a seguir

Creo que el mejor regalo que una organización puede dar a sus empleados en este momento (¡después del pago de la nómina!) es el apoyo de un mentor.

Un mentor que entiende cómo apoyar a través de estas fases críticas de transición, que puede alentar la capacidad de adaptación y alentar al trabajador a prosperar en este momento, no solo sobrevivir hasta que superemos el virus.

Muchos expertos hablan de que el virus continúa mutando y recuperándose una vez que se relajan las estrategias de bloqueo, por lo que esperar a que todo esté despejado no es una opción.

Por supuesto, los mentores mismos obtendrán mucho de estas relaciones también. En muchas de las conversaciones descubrirán desafíos y dilemas similares en la vida del mentor, permitiéndoles beneficiarse de este espacio reflexivo compartido y aprender de las conversaciones con los otros.